Hoteles en faros para amantes del mar y la intimidad

Una habitación amplia con vistas al mar es ideal para unas vacaciones en pareja, pero aún puede ser mejor si el lugar en el que te ospedas es nada menos que un hotel faro. Si nunca has escuchado hablar de esta posibilidad, te invito a que la estudies ya que las posibilidades son más de las que pensabas. En toda europa hay más de cien alternativas donde poder alojarte en hotel en faro. Muchos de ellos siguen teniendo que ejercer su labor principal, guiar a los navegantes, pero que se han reformado y rehabilitado de tal forma que ahora también son unos hermosos, interesantes y espectaculares hoteles.

La experiencia va a ser diferente, al margen del confort de cada hotel, o el servicio, o la decoración, aquí se abre una posibilidad nueva y única: el emplazamiento. Los faros siempre se han caracterizados por estar en lugares de costa abrupta, complicada y en muchas ocasiones expuestos a grandes oleajes. Pues en cierto modo, esta agresividad en la forma de la costa y las vistas es lo que va a hacer que tu experiencia sea inolvidable.

Hoteles faro en España y Portugal

La breve lista que sigue estas líneas son algunos de los ejemplos que tienes en la Península Ibérica, pero tienes que tener claro, que hay más alternativas. Como por ejemplo en Fuerteventura, aunque si quieres tirar a aires internacionales, los mejores lugares para disfrutar de hoteles en faros tienes que lanzarte a lugares donde el mar y la costa son una combinación asombrosa, como por ejemplo Noruega, Suecia, Reino Unido, Irlanda, Croacia o Francia.

1. El Far de Llafran.

Este Faro se encuentra en Girona. El faro construido en 1857 está a casi 170 metros sobre el nivel del mar, que se dice pronto, en un mirador espectacular de la Costa Brava. Pegado al faro se encuentra una casa de postas del Siglo XVIII que a día de hoy es donde se encuentra el hotel y el restaurante. Las vistas desde aquí son impresionantes. El hotel cuenta con nueve exclusivas habitaciones decoradas de una manera muy marinera, destacando el color azul y el blanco.
Este hotel, de categoría de cuatro estrellas, cuenta con un patio interior donde hay una escalera doble que es la que da acceso a las habitaciones. Cuatro de las habitaciones, además de la suite, cuentan con terraza orientada al sur con unas vistas al Mar Mediterráneo para disfrutar de las mágicas puestas de sol que quitan el hipo. En el restaurante, basado en cocina mediterránea, vas a poder disfrutar de unos arroces increíbles, disfrutando de unas vistas únicas y olor a brisa de mar, que van a hacer que la experiencia sea más que inolvidable.

2. Cap de Creus.

Sí, seguimos en Girona, ya que este segundo hotel en faro que te muestro está en el Cabo de Creus. Este faro no es un hotel propiamente dicho, es un restaurante que además puedes reservar habitaciones. El restaurante tiene un toque bohemio, ya que lo ha montado un inglés que quedó enamorado de la zona y las vistas. Es un entorno que transmite la mayor belleza cuando no hay viento en un día soleado, cuando coincidas en un día así te darás cuenta por qué lo digo, o sino pregúntaselo a Chris, el dueño del negocio. En este restaurante destaca el buen pescado fresco y los arroces. Las habitaciones no tienen en sí mismo nada que no hayas visto, son correctas. Lo más espectacular son las vistas y el entorno.

3. Semáforo de Bares.

Ahora te desplazas más de mil kilómetros al oeste, al punto más oeste de la península. Aquí en Finisterre, Galicia, es el último lugar donde vas a ver ponerse el sol. La “Costa da Morte”, lugar sagrado y temido por muchos marineros, el fin del mundo. Aquí en el Semáforo de Bares cuentas con solo seis habitaciones para poder observar vistas infinitas y ser una de las últimas personas que ven ponerse el sol en todo el continente Europeo.

Este hotel cuenta con dos edificios. En el principal se encuentra la suite, dos habitaciones abuhardilladas, un salón común con chimenea, la cocina y el restaurante. En el otro edificio, se encuentran las otras tres habitaciones. Destacar la habitación suite de este hotel, de planta hexagonal, que hace que la vista sea casi panorámica, un espectáculo.

4. Farol Hotel.

Este hotel en Faro se encuentra en Cascáis, Portugal. En una de las localidades costeras más bonitas de todo Portugal. Y sinceramente, este el alojamiento más espectacular, de mejor categoría y con el entorno más enriquecedor que vas a encontrarte. El Farol Hotel es el más bonito y espectacular de todos. Es un hotel de cinco estrellas que cuenta con 33 habitaciones dentro de un edificio de mediados del Siglo XIX. Remodelado y decorado mezclando la esencia de su pasado, pero dotándolo de un aire contemporáneo de mucho gusto y clase. En algunas de sus habitaciones vas a convivir con vigas y cerchas de madera, en otras con enormes ventanales con vistas, y en otras con un espectacular diseño y modernidad. Zona ajardinada con piscina, sobre un acantilado al océano. Poco más puedo decir de este hotel sin que entren ganas irrefrenables de visitarlo.

Hoteles en faros de otros paises de Europa

Noruega y Suecia son dos paraísos para este tipo de alternativa, cuentan en sus costas con casi cincuenta faros de estas características en toda la península Escandinava, como por ejemplo el Faro de la isla de Bengtskar, que cuenta con seis habitaciones con desayuno y sauna incluida. Las islas británicas son otro de esos lugares que facilita y amplía el número de alternativas, particularmente en Escocia, donde se encuentra el Faro de Neist Point. En Croacia encontrarás otra buena alternativa, con más de doce faros de estas características para tu escapada especial. Por último, Francia, donde encuentras el caro y exclusivo faro de Kerbel en Riantec o algún otro perdido por la zona de la Bretaña Francesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *